«Los productores nos quejamos de la debilidad del sector pero no hacemos nada por arreglarlo»

Joan Mir, director general de Anecoop, lamenta la falta de organización de los agricultores e insta a crear un ente interprofesional

Valencia, 7 de enero de 2016

Autor: Elisabeth Rodríguez

Fuente: Las Provincias

 

El director general de Anecoop tiene clara la clave del progreso: la innovación. Según Joan Mir, la empresa siempre ha apostado por lo nuevo. Hace 40 años, agrupó a distintas cooperativas citrícolas de toda España para vender en otros países y se ha convertido en el primer exportador y segundo comercializador de cítricos del mundo.

¿Qué balance hace del último año?

No ha sido una mala campaña. Hemos tenido problemas con las hortalizas porque no hace el frío que debería hacer. Aunque donde realmente estamos descontentos es con los cítricos. Por otro lado, la sandía ha ido muy bien, además de las frutas de verano en general.

¿De qué manera les ha afectado el veto ruso?

Pese al bloqueo y la devaluación del rublo, seguimos vendiendo a un buen ritmo sobre todo vino, un producto por el que hemos hecho una apuesta a largo plazo. Si algo está claro del embargo es que va a cambiar mucho el escenario internacional. Mientras tanto, Anecoop busca soluciones a largo plazo buscando la máxima rentabilidad y una agricultura sostenible.

Pero el bloqueo les habrá ocasionado pérdidas…

En la campaña 2013-2014 hubiéramos superado las 25 mil toneladas exportadas a Rusia si no hubiera sido por el veto. Nuestra respuesta a este embargo ha sido intensificar nuestra presencia en otros mercados para amortiguar las pérdidas.

¿Cómo puede afectarles el Tratado de Libre Comercio con EE UU?

Es muy difícil conocer en profundidad los efectos de este tratado. Para la agricultura puede ser una oportunidad, tanto para nosotros como para los americanos. En cualquier caso, nos falta más información al respecto.

¿Qué expectativas tienen para este año que acaba de empezar?

Estamos trabajando en nuevas variedades, como la mandarina clemensun, y en la gama de albaricoques. La segunda de nuestras expectativas es mejorar la estructura interna de Anecoop. La tercera es conseguir una mayor integración de las cooperativas.

¿Cuáles han sido las claves de su trayectoria?

La innovación siempre ha sido nuestra clave primordial. Cuando empezamos hace 40 años ya fuimos innovadores al agrupar a los agricultores y a las cooperativas. También lo fuimos al introducirnos en el mercado del este tras la caída del muro de Berlín. Luego destacamos por la producción de la sandía sin pepitas, después fue el caqui y hemos apostado por la internacionalización de las marcas. De hecho, el 86% se comercializa fuera.

¿Qué ha significado Anecoop para los productores valencianos?

El origen de Anecoop está, precisamente, en agrupar a los agricultores para que juntos tengan más fuerza. Siempre hemos tenido una fuerte pasión por nuestros productores.

¿Qué opina sobre las quejas de los agricultores hacia las grandes cadenas de distribución?

Hay que buscar un perfecto equilibrio entre la producción y la distribución. La distribución debe poner en valor la labor de los agricultores, del mismo modo que el productor también debe valorar el funcionamiento de los supermercados que son los que venden al final. Uno de los problemas es que hay una gran falta de coordinación en todo el sector agrícola. No debemos estar unos contra otros.

Ante esa situación ¿qué propone?

El productor debe esforzarse por dar publicidad y promoción a sus productos. En general, nos quejamos de la debilidad del sector pero no hacemos nada por arreglarlo. Lo ideal sería crear un organismo interprofesional para que actuara como un foro donde se pudieran desarrollar acciones conjuntas.

¿Cómo valora el avance de la agricultura ecológica?

Estamos satisfechos. Creemos que toda la que lanzamos desde Anecoop es segura y de calidad. Tenemos agricultores con la inquietud de hacer biológica y actualmente comercializamos dos mil toneladas anuales de este tipo de agricultura.

Pero parte de esa agricultura ecológica nace por la idea de que la convencional es peligrosa para la salud por el uso de químicos.

Nosotros trabajamos con productos inocuos, sin residuos. Hay diferentes fórmulas de agricultura y por nuestra parte estamos tranquilos. Creemos que la humanidad no ha comido nunca tan segura como ahora.

La aparición de plagas es otra de las preocupaciones del sector ¿cree que la Unión Europea está siendo eficiente en este sentido?

Nos hace falta que la Unión Europea tenga un nivel de exigencia mayor. Además, debe actuar con unidad de criterios, no puede ser que cada país diga una cosa distinta.

¿Cómo valora la situación del sector en la Comunitat?

Podríamos decir que tenemos dos handicaps principales: el minifundismo y la falta de promoción de los productos. Pero tenemos algo positivo y es que contamos con muchos agricultores innnovadores y capaces de adaptarse al entorno. No obstante uno de nuestros desafíos es que el agricultor valenciano vuelva a tener ilusión.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s