LA ASOCIACIÓN VALENCIANA DE COOPERATIVAS DE CRÉDITO SE INTEGRARÁ EN LA CONFEDERACIÓ DE COOPERATIVES

Emili Villaescusa: “Las cooperativas de crédito son un importante activo del cooperativismo valenciano, por lo que su integración en la Confederació es, más que un ejercicio de suma, de multiplicación”.

Manuel Ruiz: “Cooperativismo y territorio son los dos factores clave en este proceso”.

Por su modelo de banca de proximidad, las cooperativas de crédito están más cerca de las personas, con una amplia red de oficinas en la Comunitat desde la que se atienden las necesidades financieras de su entorno.

 

Valencia, 2 de marzo de 2017

Autor: Departamento de Comunicación

Fuente: Confederació de Cooperatives e la C.V.

 

Cooperativismo y territorio son los dos factores clave en este proceso. La identidad se fortalece siempre intensificando el sentido de pertenencia al grupo y, para ello, es indispensable que haya una estructura a la que pertenecer”. Con estas palabras se refiere Manuel Ruiz, presidente de la recién creada Asociación Valenciana de Cooperativas de Crédito (AVCC), a la decisión de la entidad de integrarse en la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana, el máximo órgano de representación del cooperativismo en el ámbito autonómico.

 

Desde que hace cinco años se disolviera la Federación de Cajas Rurales y Cooperativas de Crédito de la Comunitat Valenciana, como consecuencia del convulso escenario que provocó la transformación y desaparición de muchas entidades financieras, el cooperativismo de crédito valenciano entró en una transición que concluyó en Betxí el pasado 6 de febrero con la constitución de la AVCC. Según Emili Villaescusa, presidente de la Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana, “esta vertebración era necesaria porque, si bien es cierto que siempre ha habido una fluida y constante relación entre las cooperativas de crédito valencianas, así como entre ellas y la propia Confederació, con la integración de la AVCC en la estructura representativa formal se corrige una anomalía que ha durado demasiado tiempo”.

 

Con esta asociación, el cooperativismo de crédito valenciano aumentará su notoriedad y su capacidad de influencia en el espacio socioeconómico de la Comunitat. Villaescusa ha reconocido que “las cooperativas de crédito son un importante activo del cooperativismo valenciano, por lo que esta integración en la Confederació es, más que un ejercicio de suma, de multiplicación: se van a generar muchas posibilidades de colaboración con el resto de sectores cooperativos”.

 

La AVCC está integrada por las trece cooperativas de crédito valencianas independientes: Caja Rural Central, Caixa Popular, Caixa Rural La Vall San Isidro, Caja Rural San José de Almassora, Caja Rural Nuestra Señora de la Esperanza de Onda, Caixa Rural d’Algemesí, Caja Rural San José de Alcora, Caixa Rural de L’Alcudia, Caixa Rural Vinaròs, Caixa Rural Benicarló, RuralNostra, Caja Rural de Albal y Caixa Rural Les Coves de Vinromà. Estas entidades, con capital íntegramente valenciano, dan cobertura financiera en las ciudades y municipios donde se ubican. Con más de 5.000 millones de euros de activos y 400 millones de euros de fondos propios, estas entidades disponen de una gran solidez financiera y patrimonial. Además, cuentan con una amplia red de oficinas en toda la Comunitat, más de 185 sucursales abiertas al público y un colectivo de trabajo de cerca de 1.000 personas.

 

Un sector potente y vertebrado

 La Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana es el máximo órgano de representación de las empresas cooperativas y de sus organizaciones en el ámbito autonómico. No tiene ánimo de lucro y asocia a todas las federaciones de cooperativas existentes en la Comunitat: la de agroalimentarias, la de trabajo asociado, la de viviendas, la de consumidores y usuarios, la de eléctricas, y la de servicios y transportes.

Con más de 2.500 cooperativas que generan casi 80.000 empleos directos (el 85% de ellos indefinidos) y un volumen de negocio superior a los 18.500 millones de euros, el cooperativismo valenciano es el tercero más potente de España por número de empresas y empleo. Se estima que alrededor de 1.500.000 de personas forman parte de alguna cooperativa en la Comunitat, lo que equivale a más del 30% de la población en este territorio. El cooperativismo valenciano es un agente primordial de vertebración territorial presente en todos los sectores económicos: agricultura, crédito, enseñanza, industria, servicios, construcción, distribución comercial, electricidad, transportes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s